jueves, 17 de abril de 2008

Recalentamiento y Políticas Económicas: Caso Brasileño

En el sitio web de América Economía (17/04/2008) se presenta un artículo muy interesante y que guarda relación con un escrito que previamente he presentado en mi sitio blog (El Recalentamiento de la Economía y el Crecimiento en Panamá, 31/03/2008) en el sentido de un país que vive un momento similar al nuestro, crecimiento (no al mismo ritmo), aumento de la demanda interna e inflación, y de las políticas que adopta su Banca Central para corregir esta distorsión macroeconómica.

A continuación el artículo en cuestión:


Por primera vez desde 2005, Brasil sorprende con alza de tasa Selic a 11,75%
El Banco Central elevó en 0,5 punto porcentual la tasa de interés de referencia, encima de lo esperado para la mayoría de los analistas.
por Dow Jones Newswires


El banco central de Brasil subió el miércoles la tasa de interés de referencia en medio punto porcentual y superó las expectativas del mercado al tiempo que dio señales de un aumento en la preocupación por el recalentamiento de la demanda interna y el incremento de la inflación.

El comité de política monetaria del banco central (Copom) subió la tasa de referencia Selic del 11,25% al 11,75% anual. En un comunicado, el organismo dijo que "al evaluar el escenario macroeconómico y el panorama de la inflación, el Copom decidió, por unanimidad, elevar la tasa Selic al 11,75% anual, sin sesgo".

"El Copom entiende que la decisión de emprender, en forma inmediata, una parte significativa de la alteración de la tasa de interés base contribuirá a una rápida disminución del riesgo en relación al panorama de inflación y, como consecuencia, reducir la magnitud del ajuste total que será implementado". Como es habitual, el comité no estableció un sesgo para la tasa.

Con esta alza, la primera en 35 meses, el banco interrumpió la pausa que comenzó en septiembre en el ciclo de cambios a la tasa de interés.

Para Alfredo Coutino, de Moody's Economy.com, "no hay razón alguna para que el banco central apriete las condiciones monetarias, pues la inflación no parece representar un problema en Brasil". En un reporte para AméricaEconomía.com, el economista consideró que "la inflación no está siendo generada por la demanda interna y se desplaza alrededor del nivel objetivo".

Según Coutino, pese a las presiones de los mercados, la decisión del Central ha sido "errónea", ya que no se advierte que "la incipiente inflación no es un fenómeno causado por presiones de demanda" sino por un "exceso de oferta, ya que la producción nacional ha estado creciendo a velocidades mayores que la absorción interna".

En esa línea, el economista sostuvo que si las autoridades brasileñas desean que la economía funcione sin el freno monetario y pueda defenderse de la desaceleración de la economía global, "el banco central debería comenzar a reducir la tasa de interés este mismo año, en lugar de aumentarla".

Más de los esperado. Si bien un alza era ampliamente esperada por el mercado, el incremento de medio punto sorprendió a muchos expertos que dijeron que la naturaleza temporal de los recientes avances en la inflación mantendría al banco apegado a un aumento de un cuarto de punto.

Entre los analistas de 21 instituciones financieras encuestados por Dow Jones Newswires, 19 predijeron que el banco subiría la tasa Selic en un cuarto de punto porcentual, mientras que uno proyectó que la autoridad monetaria la mantendría sin variación y otro señaló que la subiría en medio punto porcentual.

Aumento de la inflación. La inflación, medida por el índice oficial de precios al consumidor de Brasil IPCA, se ubicó en un 0,48% en marzo, según el Instituto Brasileño de Geografía y Estadística, o IBGE. La entidad atribuyó el aumento a una aceleración en las alzas de los precios de los alimentos en medio de un aumento a nivel mundial de la demanda de bienes básicos agrícolas.

Aunque la cifra fue inferior al 0,49% de febrero, superó con creces las proyecciones de analistas de mercado de un incremento cercano al 0,32%. Economistas, en tanto, esperan que la decisión del miércoles dé inicio a un ciclo de alzas a las tasas que se podría prolongar durante varios meses.

Según los últimos sondeos de mercado realizados por el banco central, la entidad podría elevar la tasa Selic hasta un 12,75% para fin de año. El próximo anuncio de política monetaria del banco central está programado para el 4 de junio.